Ahorra o nunca

Ahorra o nunca

Desde el momento en que el ser humano empieza a ganar a dinero sin importar la etapa en que se encuentre, infancia, adolescencia o adultez, ni como lo haya conseguido, éste se enfrenta a  un interrogante. ¿CÓMO ADMINISTRARLO?

Educación Financiera

La educación financiera que se recibe desde la tierna infancia en los hogares es mínima, sin hablar de los colegios, el punto base en esta educación es el ahorro, es importante enseñar a los chicos que con el dinero ganado se deben tener en cuenta varios aspectos  a cubrir, los cuales se deben manejar como si fueran bolsillos, un bolsillo es la diversión y el entretenimiento, que para los jóvenes, será el de mayor relevancia y es absolutamente normal ya que ellos no tienen obligaciones de manutención, aquí se puede destinar un 30%; otro bolsillo es el de las metas y este va directamente ligado con el ahorro, las metas pueden ser desde una nueva bicicleta, un viaje, o la entrada a un concierto, lo primero es definir un plazo para alcanzar esa meta y tomar un porcentaje que puede ser del 30%; otro 10% para imprevistos, que a tan temprana edad aunque los imprevistos son mínimos, puede haberlos, finalmente en esta joven etapa de la vida enseñar que el restante 30% lo va a direccionar para un ahorro, aquí surge otro interrogante. ¿PARA QUÉ AHORRAR?

Poder del ahorro

En todas las sociedades se habla de la pensión, busque un buen empleo, sosténgase y logré una pensión, ha sido la consigna de nuestros padres y antecesores;  sin embargo la realidad nos muestra como los modelos económicos, cada vez alejan más la edad de pensión, volviéndola casi inalcanzable, igualmente la expectativa de vida es cada vez mayor y con ella la calidad de vida, ahora para vivir más años con una mejor calidad de vida se requiere más dinero que antes; sin embargo el punto es enseñarle al joven, que se proyecte en su vida adulta a ser empresario, en lo que él quiera, en lo que le guste y el destino de ese ahorro que inicio siendo muy joven, una parte, por supuesto, no todo, será para iniciar ese emprendimiento.

Los pequeños ahorros, de centavo en centavo, han sido la base de las grandes fortunas.

Ahora bien, si ya se encuentra en la edad adulta y no tiene ahorros, nunca es tarde para empezar, establezca los bolsillos, deles nombre, manutención, servicios, colegios, donación,  gastos varios, hipoteca, imprevistos, esparcimiento y AHORRO, al menos destine un 10%, lo importante es empezar, haga el esfuerzo, con disciplina el tiempo le dará la satisfacción.