Cuenta ahorro y fomento a la construcción afc

Cuenta ahorro y fomento a la construcción afc

BENEFICIESE de la cuenta AFC (AHORRO FOMENTO a la CONSTRUCCIÓN) creada mediante la Ley 488 de 1998.

El gobierno colombiano buscando incentivar la compra de vivienda, creo las cuentas AFC (AHORRO FOMENTO a la CONSTRUCCIÓN), son cuentas de ahorro que todas las personas naturales en Colombia pueden abrir en cualquier banco,  tanto los que son empleados como los independientes y que son objeto de Retención en la Fuente en los pagos que reciben, por parte de una empresa, sea sueldo, honorarios o comisiones y que esos pagos superen el valor de $3.551.000 mensuales.

La Ley 488 de 1998, y el Estatuto Tributario de Colombia, le permiten al tenedor de la cuenta AFC, solicitarle a su empleador o pagador, que del dinero que le aplican mensualmente el impuesto de Retención en la Fuente, el 30% lo transfieran a esa cuenta, en lugar de envíarselo al gobierno, de esta forma ese dinero sirve para completar el pago mensual de la cuota del crédito.

La cuenta AFC, puede ser abierta en cualquier banco, pero lo mejor es tenerla en el banco donde se posee el crédito de vivienda, ya que es más práctico y ágil para el pago de la cuota mensual del crédito.                    

Si no posee crédito de vivienda, igual puede abrir la cuenta AFC, solicitarle a su empleador o pagador con una certificación que le expida el banco, para que le transfiera  ese dinero de la retención e ir ahorrandolo, para cuando llegue el momento de comprar su casa y usarlo para completar la cuota inicial o reunir la totalidad del pago, solo es para compra de vivienda, puede ser nueva o usada.

La reforma tributaria del 2012, estableció que las personas que ahorren en las cuentas AFC, si pasados 10 años, no han hecho uso del dinero pueden retirarlo y utilizarlo en lo que quiera, sin penalidad alguna, pues es además una ayuda tributaria, pero si lo va a retirar antes de los 10 años, le efectuarán la Retención en la Fuente que debieron hacerle previamente.

Si la persona es empleada, y pierde su empleo, debe seguir cancelando la cuota normalmente de manera completa, cuando vuelva a tener empleo seguirá usando el beneficio de la cuenta AFC.